El resultado: reducción y conversión de los residuos en un 60 -80% de su estado original, dependiendo del residuo orgánico.

 

La ambición de EWM es potenciar técnica, económica y socialmente tecnologías innovadoras en el sector de las energías renovables y la gestión circular de residuos

¿Qué es?

WasteMaster es un sistema innovador, con tecnología patentada y certificada, que trata y convierte los residuos de alimentos y residuos orgánicos en el lugar donde se generan, mediante la aceleración de la descomposición por oxidación directa por oxigeno reactivo (MIRA) de los mencionados desechos, sin el uso de bacterias , sin generación de gases nocivos ni lixiviados u otros residuos.. El sistema tiene un funcionamiento totalmente automático y de fácil manipulación mediante sistema de auto carga y sistemas de protección, donde únicamente personal cualificado tiene autorización para la manipulación del sistema.

El resultado, es la reducción y conversión de los residuos en un 60 -80% de su estado original, dependiendo del residuo orgánico.

Transformándolos en un recurso inodoro, estabilizado, de alto valor calorífico y con la posibilidad de convertirse en compost, combustible o alimento de animales en horas. El producto es almacenable para optimizar su retiro si procede, evitando la generación de lixiviados y, todo ello, sin utilizar químicos, bacterias ni agua y evitando las emisiones de CO2 asociadas a la degradación natural de los residuos.

11 + 15 =

Modelo de Negocio 

Gestión de residuos en el lugar de generación:

Se trata el residuo en el lugar de origen ya que la máquina sustituye al contenedor tradicional. Ahorrando de esta forma costes y emisiones de CO2 asociados al transporte del residuo

Generación de un producto con valor:

El producto que se genera puede ser utilizado como fertilizante, como pienso de animales o para generación de energía eléctrica mediante gasificación o energía térmica.

Minimización del gasto logístico:

El producto waste master reduce el peso y volumen del residuo entre un 60 y un 80% lo cual ya de por sí minimiza la logística en caso de ser transportado. Pero además es un producto almacenable y por tanto pueden llenarse contenedores de varias toneladas durante semanas y optimizar la logística. Solucionando así uno de los mayores problemas de la recogida selectiva de materia orgánica que al degradarse ha de ser recogida con mucha frecuencia, recogiendo habitualmente los contenedores a mitad de llenado lo cual multiplica el coste y las emisiones por tonelada de residuo gestionado.

Reducción drástica de las emisiones de CO2 asociadas al residuo orgánico

Un kilo de residuo orgánico emite el equivalente al menos a 1 Kg/CO2 por kilogramo en su descomposición en un vertedero o compostado. Waste Master no emite CO2 ni metano en en el tratamiento del residuo y genera un producto estabilizado libre de microorganismos que no se descompone

Beneficios

  • No hay olores.
  • El producto final no atrae mosquitos ni roedores.
  • Concienciación de usuarios por tratamiento en origen.
  • No contribuye al efecto invernadero a través del metano y emisiones de lixiviado.
  • Retiene la energía del residuo y valor calorífico.
  • Conservar el valor de nutrientes del residuo.
  • Sin necesidad de monitorización compleja de niveles de bacterias ya que no utiliza bacterias en su proceso.
  • No necesita suministro de agua ni desagüe
  • No hay requisitos de drenar la máquina de agua, o tener bombeado a intervalos regulares de servicio.
  • Produce un producto almacenable no perecedero

¿Cómo es el proceso?

1.

Los residuos orgánicos son recogidos y cargados directamente en  la WasteMaster mediante su sistema automático de carga. No hay necesidad de almacenar o pre-tratar residuos. El sistema puede ser continuamente cargado mientras el residuo es generado.

2.

Usando su tecnología patentada, el WasteMaster aplica moléculas de oxígeno ionizado para que interactúen con los residuos logrando degradarlos y secarlos a nivel molecular.

3.

El volumen del producto final disminuye el de residuo alimentario hasta en un 80%. WasteMaster continuamente monitoriza internamente el proceso para que, una vez el residuo esté completamente procesado,  expulsar el producto final rico en nutrientes naturales automáticamente depósito de almacenamiento. Este producto posteriormente puede ser utilizado como abono, pienso o generación de energía.

Todo sobre 

¿cómo funciona?

La tecnología Base de una máquina WasteMaster es MIRA
(Mixed Ion Reactive Approach). Es una tecnología patentada y propiedad exclusiva de WasteMaster para todo el mundo. Esta tecnología realiza una ionización del aire de forma que este aire durante los próximos 6 segundos de su vida tiene una extrema capacidad anti bacteriana, oxidante y deshidratante. 

Seguir leyendo...
El proceso que realiza una máquina Waste master es el siguiente:

El aire ambiente es impulsado a través del sistema  MIRA.
Este aire al atravesar el MIRA es ionizado y adquiere durante 6 segundos intensas cualidades antibacterianas, oxidantes y deshidratantes.
El flujo de aire es calentado e insertado al tambor principal.
En el tambor principal unas paletas giratorias mueven la materia orgánica poniéndola en contacto con el aire proveniente del MIRA.
El aire ionizado al contacto con la materia orgánica la oxida deshaciendo su estructura, granul ándola y extrae el agua de ella. Manteniendo el residuo siempre a una temperatura inferior a 60ºC para conservar sus nutrientes y poder calorífico.
Por último el aire interior del tambor es expulsado al exterior, liberando así el vapor de agua extraído de los residuos.
Una vez se ha extraído toda el agua del residuo y está completamente granulado este  producto resultante se expulsa automáticamente del tambor.
Un ejemplo práctico para comprender el tipo de degradación por oxidación en comparación con una putrefacción es imaginar qué sucede cuando se corta una manzana. Ésta se oxida superficialmente cambiando el color de su superficie  marrón en segundos, pero el proceso se detiene ahí porque es superficial. Sin embargo, si abandonamos la manzana el proceso bacteriológico que es mucho más lento acabará consumiendo por completo al actuar éste en todo el volumen de la misma.  Pues bien el El sistema MIRA de WasteMaster logra que la oxidación sea volumétrica ( actúe en todo el volumen de la manzana y no solo en la superficie) y es por eso Por este motivo, se pueden degradar 400 kg de manzanas en menos de 20 horas en lugar de las semanas o meses que requeriría un compostaje.

¿Qué producto puede tratar?

WasteMaster es capaz de tratar cualquier producto orgánico susceptible de ser putrefactible. Ya que realiza una degradación por oxidación directa que es un proceso que degrada cualquier materia orgánica con cierto grado de humedad. Habitualmente se emplea para tratar restos de comida de restaurantes e industria.

Ejemplo de productos que se pueden introducir:

  • Vegetales
  • Carne cocinada
  • Carne fresca ( realiza una higienización total de los Sandach, y puede adaptar la temperatura máxima a los requerimientos legales de cada país)
  • Restos de pescado cocinado
  • Hidratos de carbono: Pan, pasta, etc
  • Fruta
  • Restos de césped
  • Huevos
  • Cualquier resto de comida humana
  • Restos de industria alimenticia

¿Qué no gestiona una WasteMaster?

  • Plástico: El plástico contaminan el residuo orgánico con pequeños trozos y la calidad del producto final se empeora. No obstante, no supone un problema la introducción de pequeños trozos de plástico para la máquina, simplemente lo expulsa del mismo modo que se introduce mezclado con el producto de orgánica ya gestionada
  • Metales: Los metales no son tratados por la máquina WasteMaster. Los expulsa de la misma forma que se introducen sin afectar al proceso.
  • ¿Papel?: La WasteMaster gestiona papel y cartón  en bajas cantidades mezclado con materia orgánica. No es una máquina diseñada para gestionar papel pero si los restaurantes utilizan servilletas o cubertería o menaje de papel se puede introducir mezclado con la comida.
¿Cuánta energía consume?

La WasteMaster es la máquina de gestión de residuo orgánico más eficiente de su clase,  gracias al sistema patentado MIRA. Existen en el mercado máquinas que simplemente secan y trituran la basura utilizando grandes cantidades de energía realizando una torrefacción de la materia orgánica en la que se pierden la mayor parte de sus nutrientes.

WasteMaster sin embargo degrada y seca la materia orgánica mediante la ionización del gas caliente logrando así un gasto energético varias  veces menor que una torrefacción y conservando los nutrientes ya que el residuo nunca supera los 60ºC. En caso de ser demandado por requerimientos legales de tratamiento de algún residuo muy específico la WasteMaster tiene capacidad de elevar la temperatura del residuo a mayores temperaturas.

El gasto energético concreto de WasteMaster es variable en función de las características químicas del residuo (% Proteínas, % Hidratos de Carbono, % grasas…) y el grado de humedad del mismo. El gasto energético también depende la humedad deseada por el cliente del producto de salida. Tras 6 horas de ciclo los iones de WasteMaster han inertizado bacteriológicamente el residuo ( matando toda bacteria) por lo que ya es un producto estable y podría ser extraído para su almacenamiento durante meses o años  y uso. Aunque habitualmente se hacen ciclos más largos para lograr que los iones sequen el residuo y logren un menos grado de humedad del producto. Como término medio WasteMaster utiliza 0,4 Kwh de energía por Kg de residuo para generar producto con un 10% de humedad. ( cómputo total de energía térmica + energía eléctrica) tratado.

Previo a la instalación de cada WasteMaster se realiza una prueba con su residuo con el objetivo de evaluar y optimizar todos los parámetros en función de sus características específicas así como evaluar la disponibilidad de fuentes de energia térmica y eléctrica de la ubicación que pueden ser aprovechadas por WasteMaster para llegar a una optimización de los costes de operación.

¿Dónde se puede utilizar?

WasteMaster puede ser utilizado con todo tipo de residuo de origen orgánico. Todo lo que es susceptible de putrefacción puede ser introducido.

Los lugares ideales de instalación son aquellos que;

  • Tienen dificultades para gestionar su materia orgánica
  • Tienen costos excesivos de la gestión de su orgánica y quieren ser independientes.
  • Tienen problemas con la putrefacción de su residuo orgánico los olores y riesgo biológico que genera
  • Prevén una subida de la tasa de residuos que soportan y quieren asegurar su coste.
  • Necesitan mejorar la logística del residuo por lejanía o llenado parcial de contenedores.
  • Se encuentran muy alejados de los centros de gestión de residuos
  • No logran una correcta separación de la orgánica por concienciación de los usuarios.

 Lugares donde se suelen instalar: 

  • Centros de restauración
  • Hoteles
  • Hospitales
  • Barcos
  • Instalaciones industriales con comedor
  • Centros comunales de recogida de residuos
  • Industrias alimenticias 
  • Centros comarcales de gestión de residuos
  • Resorts
  • Cuarteles
  • Campos de refugiados
  • Cocinas centrales 
  • Caterings

Dónde está funcionando actualmente

WasteMaster es una máquina con solo 2 años de trayectoria en todo el mundo pero su crecimiento en implantaciones es alto dado el alto interés del mercado por la tecnología. Actualmente en el mundo hay instaladas más de 50 WasterMaster en países como: Estados unidos, Inglaterra, Dubai, España y Australia.

Los resultados de todos los lugares donde ha sido instalada sacan a relucir la fiabilidad y simplicidad de la tecnología así como el potencial de uso de su producto del cual dia a dia van apareciendo nuevas utilidades.

14 + 8 =

Concienciacón de los usarios

La WasteMaster produce un efecto muy potente en los usuarios acostumbrados a tirar su residuo a un contenedor y desconocer que tratamiento posterior se da al mismo. En el caso de WasteMaster los usuarios ven como se realiza tratamiento in situ y se valoriza para un uso posterior. Se ha observado  cómo el interés en una correcta separación por su parte crece exponencialmente llegando a tasas de separación en origen e impropios  excepcionales en la materia orgánica,  inalcanzables con otros métodos de gestión y recogida.